BASÍLICA DEL SALVADOR





HISTORIA Y VITRALES



El templo fue construido en memoria de la antigua iglesia de la Compañía de Jesús, que por décadas lució majestuosa en la manzana que hoy ocupa el emblemático Palacio del Congreso Nacional entre las calles Compañía, Catedral, Santo Domingo y Morande.

La imponente edificación de los jesuitas terminó destruida por un voraz incendio, ocurrido el 8 de diciembre de 1863, en el cual perecieron cerca de dos mil personas. El hecho impactó tanto la conciencia nacional que un año después el arzobispo de la época, monseñor Rafael Valentín Valdivieso, inició una gran campaña pastoral para edificar un nuevo templo en memoria de aquel y dedicándoselo a Jesús Cristo Salvador del mundo, del que tomaría su nombre.

En 1866 se compraron los terrenos vecinos a la Casa de Ejercicios San José para elevar ahí el futuro edificio. En 1870 se habría puesto la primera piedra con la bendición arzobispal correspondiente y, en 1873, habiéndose reunido ya gran parte de los fondos requeridos, se inicia la edificación, exactamente diez años después de ocurrida la tragedia en la Compañía.

En 1888, cuando la Iglesia de Santiago era gobernada por el activo arzobispo Mariano Casanova, se desarrolla en el Parlamento la discusión de la reforma constitucional que buscaba ...


Información completa en PDF descargable